IGP de Trevelez, sabor y calidad por excelencia

IGP de Trevelez, sabor y calidad por excelencia

En este artículo os queremos hablar de las carácterísticas de los jamones que pertenecen a la Indicación Geográfica de Trevellez. Este jamón se obtiene de cerdos de las razas Landrace, Large-White y Duroc-Jersey, o sus cruces. La alimentación de los cerdos se lleva a cabo con piensos vegetales. El jamón se elabora con pernil de cerdo blanco de macho castrado o hembra, de la máxima calidad, haciendo una selección de carne grasa y suave.
Siempre se utiliza sal marina (sin conservantes ni nitrificantes). El proceso de elaboración y las especiales características climatológicas de la zona hacen que sea un jamón con bajo contenido en sal.

El proceso de secado y curado se realiza de forma natural y bajo métodos tradicionales.
Una larga curación natural que al superar los 14 meses hace aflorar todos los aromas y sabores.

En su aspecto podemos observar que el Jamón de Trevélez es un jamón de forma redondeada, conservando la corteza y la pata. Tiene un tamaño medio y medio a grande. Además tiene un color rojo, ligeramente pálido por la ausencia de sales nítricas, es brillante al corte y con grasa parcialmente infiltrada en la masa muscular, siendo la grasa de consistencia untuosa, brillante y color blanco.

En cuanto a su aroma nos presentamos ante un jamón aromático y de sabor suave y ligero. Jugoso y poco salado. Su grasa es de sabor agradable siendo estas algunas de las cualidades que han echo que el jamón de trevellez se convierta en una de las Identificaciónes Geográficas más valoradas a nivel internacional.

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito